Cómo elegir las mejores zapatillas de running para ti

Ven a una tienda Corremón para elegir bien tus zapatillas de running


SONIC RA PROLa elección de las zapatillas para correr, da igual que sea trail o running, es un desafío para muchas personas. Hay que tener en cuenta diversos factores, primando siempre la comodidad y la seguridad. Por ello, lo mejor es acudir a una tienda de running y trailrunning como una tienda Corremón. En ella te asesoran para que elijas las zapatillas de running que mejor te acoplen.


¿Qué factores hay que tener en cuenta en las zapatillas de running?


-         Confort. Es el aspecto fundamental. Si te sientes cómodo con tus zapatillas de running, no te producen rozaduras y te dan seguridad esas serán las zapatillas para correr perfectas para ti. Por eso es importante que cuando vayas a una tienda de running te pruebes varios modelos y veas que sensaciones te generan. Las mejores zapatillas para correr son aquellas que no notas cuando las llevas puestas.


-         Suela. Lo mejor es que tus zapatillas para correr tengan una suela blanda, que permita la propiocepción y el movimiento natural de los pies. ¿Cómo lo compruebo? Cuando vayas a una tienda de running y elijas unas zapatillas de running, dóblalas. Si la punta y el talón casi se tocan es que la suela es blanda, sino, busca otras.


-         Drop. Es conveniente que el drop (diferencia entre el talón y la puntera) sea bajo, para que no perjudique tu técnica de carrera. Lo mejor es un drop de 4 o menos pero si no lo encuentras, al menos que esté por debajo de los 8 milímetros. Para averiguarlo lo mejor es que preguntes en tu tienda Corremón.


-         Ligeras. Si pesan mucho tendrás que gastar más energía cada vez que des una zancada. Por eso es conveniente que tus zapatillas de running sean livianas.


-         Puntera. Esta tiene que ser ancha para garantizar el confort y evitar lesiones en los pies. Cuando estés en la tienda de zapatillas, pruébatelas y comprueba que los dedos de los pies no están muy pegados.


-         Amortiguación. Ni mucha ni poca. Un sistema de amortiguación te protege y te ayuda a prevenir lesiones. Pero demasiada amortiguación puede generar problemas como correr de una forma inadecuada e ineficiente, puede debilitar los pies y reduce su percepción.


-         Estabilidad. Es importante que la zapatillas para correr haga que nuestra pisada sea natural. Eso hará que nuestro estilo de carrera sea estable en la pisada y no se deforme.


-         Resistencia. Es importante que unas zapatillas de running sean resistentes, pero no tienen que ser demasiado duras, sino que deben ser flexibles. Hay que buscar el equilibrio y una relación adecuada para que no afecte a la carrera o entrenamiento.


-         Agarre. Aunque en running corremos por terrenos más estables que en trailrunning, este es un aspecto que no hay que perder de vista. La lluvia, el barro, la hierba… son factores que también entran en juego a la hora de correr. Por eso el agarre de las zapatillas de running es importante, para que no nos llevemos un susto.


Y sobre todo, unas zapatillas de running, al igual que ocurre con las de trailrunning, tienen que adaptarse a ti y a tu forma de correr. Por ello no dudes en visitar una tienda de zapatillas como una tienda Corremón. Allí podrás comparar y nuestros profesionales te asesorán para que tu elección sea la correcta.