La importancia de una adecuada técnica de running

Practicar la técnica de running debe formar parte de todo entrenamiento


Emplear la técnica de running correcta no solo te ayudará a evitar lesiones, también se traducirá en una mejora casi automática de tus marcas. Pero pocos son los que se preocupan por ella en su entrenamiento de running. Piensan que solo es necesario un buen material de running y salir a hacer kilómetros. 


Conseguir una buena técnica de running no es fácil. Todos sabemos correr, es un hábito formado desde la niñez. Sin embargo, esa forma de correr no siempre es la más adecuada. Por ello en un buen entrenamiento de running, ejercitar la técnica es siempre lo más complicado. Pero los resultados compensan el esfuerzo: menos lesiones, ahorro de energía, además de correr mejor, más rápido y casándote menos. Y si acompañas esa mejora de la técnica de running con un buen material de running, sobre todo unas buenas zapatillas, los resultados son espectaculares. En Tienda Corremón estamos a tu disposición para elegir ese material de running que se adapte a ti, a tus necesidades y a tu manera de correr. Y también podemos asesorarte sobre cómo hacer un buen entrenamiento de running.


Es importante que uno de los días de tu entrenamiento de running lo destines a mejorar tu técnica de running. Posición, apoyo, postura, ritmo son aspectos esenciales que hay que trabajar para adoptar una técnica de running correcta. Enseñar al cuerpo cómo tiene que correr evita desequilibrios y descompensaciones musculares. También te ayuda a adquirir una posición de carrera idónea, desde los tobillos hasta el cuello. Y te hará más consciente de cada movimiento. Al principio sentirás que estás forzando la postura o el movimiento pero, poco a poco, notarás que la técnica de running sale sola, sin esfuerzo.


Además de los ejercicios destinados a mejorar la técnica de running, también es importante mezclar diferentes tipos de carrera. Si vas combinando cambios de ritmo, superficies, distancias… mejorará tu fuerza, velocidad y resistencia. Además el cuerpo estará siempre alerta y se protegerá. Así podremos evitar lesiones a medio y largo plazo.


Y dentro de ese entrenamiento de running para mejorar la técnica no hay que dejar de lado el gimnasio. Las máquinas y trabajar la fuerza ayuda a mejorar el rendimiento en la carrera, además de reforzar la técnica de running y la postura.


Para trabajar la técnica de running y conseguir todos los beneficios que esta te puede dar lo mejor es contar con un entrenador personal o apuntarte a un grupo de entrenamiento de running. Así conseguirás una guía muy útil para mejorar tu rendimiento sin esfuerzo y es una buena forma de motivarse.


Y no te obsesiones. Trabajar la técnica lleva su tiempo. Así que no hace falta que estés intentando medir cada día las mejoras. Es más importante que estés pendiente de practicar, seguir avanzando y disfrutar de salir a correr. Las mejoras en la técnica de running llegarán y un día las sensaciones y las percepciones al correr serán diferentes y te darás cuenta que tu apoyo, alineación y tu postura han mejorado. Eso querrá decir que has interiorizado la técnica de running y que tu rendimiento será superior.