Pesas para correr, cómo usarlas bien para sacar el máximo beneficio

Las pesas para correr no deben superar los tres-cinco kilos de peso


ADIZERO ADIOS 3MLas pesas para correr son uno de los complementos de running más efectivos que existen. Este equipamiento deportivo potencia algunos de los beneficios del running: bajar peso y tonificar y moldear los músculos. Eso sí, hay que saber utilizarlas para sacarles el máximo rendimiento.


¿Qué beneficios aportan las pesas para correr? Este equipamiento deportivo ayuda a quemar más calorías y a bajar de peso más rápidamente. Al tener que hacer más esfuerzo los resultados se notan antes.


Otro de los beneficios de las pesas para correr es la mejora del sistema cardiovascular. Está comprobado que usar estos complementos de running incrementa la frecuencia cardiaca entre un 5% y un 10%. Esto es así porque brazos y piernas deben vencer la resistencia que supone ese peso de más y nuestro sistema cardiovascular tiene que trabajar más. Eso sí, eso significa que la fatiga hará acto de presencia antes. Pero no hay que rendirse. Ese mayor nivel de esfuerzo y exigencia que supone entrenar con pesas hará que cuando llegues a la carrera tengas más potencia, velocidad y una mayor resistencia.


Uno de los grandes olvidados de los corredores son los entrenamientos de fuerza. Las pesas para correr ayudan a practicarlos mientras corres, con lo que así ayudas a definir y tonificar los músculos de manera más rápida. Pero eso no significa que tengas que dejar de lado esos entrenamientos de fuerza. Ten presente que hay que trabajar todos los grupos de músculos para evitar lesiones y eso hay que hacerlo en el gimnasio.


Para conseguir estos beneficios hay que saber usar las pesas para correr. Porque si no correr con estos complementos de running puede acarrear una lesión más o menos grave que retrase nuestro entrenamiento. Por eso, antes de incorporar a tu rutina de entrenamiento este equipamiento deportivo ten en cuenta los siguientes consejos:


-          Hazlo de forma progresiva. En las manos o en los tobillos, llevar pesas para correr supone realizar un mayor esfuerzo. Por eso es importante hacerlo de manera progresiva. Conforme vayamos mejorando nuestras marcas y nuestro rendimiento, ir subiendo el peso extra que soporta nuestro organismo implicará un mayor nivel de exigencia y nuevos retos para nosotros.


-          Cuidado con el peso. Por normal general, hay que tener presente siempre las características personales de cada uno y no superar nunca los tres-cinco kilos de peso. Más peso puede producir sobrecargas y lesionar tus articulaciones.


-          Presta atención a tu pisada. Hay que tener presente que las pesas para correr exigen un movimiento correcto al correr para evitar una lesión por pisar mal. Hay que apoyar la planta del pie en el terreno, primero con el talón y terminar con los dedos. Y también es importante llevar unas buenas zapatillas de running.


-          Pruébalas primero. Asegúrate que puedes caminar con ellas; pruébatelas y camina un poco con ellas. Comprueba las sensaciones que te generan y que no te desequilibren. 


-          Si tienes problemas con las articulaciones no uses pesas para correr.