Gafas de trail running, ¿por qué son tan importantes?

Las gafas de trail running deben adaptarse a ti y ser cómodas de llevar


Una parte clave del equipamiento para trail son las gafas de trail running. Cuando salimos a correr por la montaña no hay que olvidar protegernos del sol, tanto la piel como los ojos. Y da igual que sea invierno o verano. Si vamos a pasar mucho tiempo en la montaña hay que tener cuidado con el sol, ya que existen factores agravantes como la nieve o la altitud, o nos pasará factura.


Las actividades al aire libre requieren una mayor protección de los ojos. Al sol se unen otros condicionantes como el viento, polvo, insectos, piedrecitas, ramas… por ello es fundamental el uso de unas gafas de trail running. No valen unas gafas de sol cualquiera. Deben cumplir con unos requisitos, como el resto del equipamiento para trail, para evitar problemas y disfrutar de la experiencia sin preocupaciones.


Por eso es importante que a la hora de elegir las gafas de trail running visites una tienda especializada en trail, como las tiendas Corremón. Allí podremos ayudarte a elegir la que mejor se adapte a tus necesidades. En las tiendas Corremón somos expertos en trail y siempre trabajamos con productos de calidad.


¿Qué debo tener en cuenta para comprar mis gafas de trail running? Una de las primeras cosas que debes mirar es que el filtro sea de alta calidad. No vale solo con reducir la luminosidad, tienen que filtrar bien las radiaciones solares. Así evitaremos muchos problemas en nuestros ojos.


Además hay que elegir entre fotocromáticas y polarizadas. Una lente fotocromática se adapta por si sola a las diferentes intensidades de luz que podemos encontrarnos durante una carrera de muchas horas en la montaña. Y facilitan la transición entre zonas de sombra y de luz. Son muy buenas para días de otoño-invierno o jornadas nubosas, pero no son muy recomendables en alta montaña porque no alcanzan el máximo nivel de protección. Por su parte las polarizadas son las antirreflejos por excelencia y con tratamiento anti UV son perfectas para deportes en alta montaña.


Además unas gafas de trail running, como el resto del equipamiento para trail, tienen que ser cómodas. Cuando las lleves no tienes que notar molestias, ni la más mínima. Porque si no acabarás llevándolas en la cabeza o guardadas en la mochila y te habrás gastado el dinero para nada. Comprueba si tienen patillas y puente regulable para conseguir una mejor adaptación, que no te agobien. También tienen que tener una buena sujeción y que no se muevan. Y tienen que estar ventiladas para evitar que se empañen con el sudor, con la consecuente pérdida de visibilidad.


Ahora las gafas de trail running suelen ser orgánicas o ‘de plástico’, lo que las hace más ligeras. Y también evita que se rompan en una caída y que los fragmentos se claven en el ojo.


Las gafas de trail running no deben faltar nunca en tu equipamiento para trail. Por ello ven a una de las tiendas Corremón y compara los diferentes modelos. Así podrás encontrar el que mejor se adapta a ti, a tus necesidades y a tus gustos. Proteger tus ojos nunca había sido tan fácil.