Estiramientos para trail, ¿por qué son tan importantes?

10/10/2017

Los estiramientos para trail preparan los músculos antes de correr.

Después del ejercicio, los estiramientos para trail ayudan a la recuperación.


Los estiramientos para trail son un imprescindible antes y después de cada competición o entrenamiento. ¿Por qué? Porque así calientas los músculos antes de la carrera y después les ayudas a quitar tensión y a relajarse. Con ello consigues evitar lesiones. En trail los estiramientos son innegociables, sobre todo porque cuanto mayor es la intensidad y la duración del entrenamiento o de la carrera, más necesario se hace estirar la musculatura para evitar que se acorte y ganar en flexibilidad.


estiramientos para trailAntes de correr, siempre hay que realizar un calentamiento para tener un rendimiento óptimo y prevenir lesiones. Ese calentamiento previo debe incluir estiramientos para trail. Hay que tener en cuenta que no hay que forzar nunca en exceso y no hacerlo con la musculatura fría. Por ello primero habrá que hacer unos ejercicios de calentamiento y a continuación estirar los músculos para que estén más flexibles. Y si hay dolor, parar.


Hay dos tipos de estiramientos para trailrunning: estáticos y dinámicos. Los primeros son los que realizamos estando parados. La posición del cuerpo no varía, mientras que el músculo en cuestión se estira durante un periodo de tiempo determinado. Son más recomendados para después de correr y deben hacerse de manera suave para evitar lesiones debido a la fatiga y al estrés de los músculos.


Los dinámicos son aquellos que se hacen en movimiento, con pequeños saltos o balanceos. Así el músculo produce una elongación y a la vez se contrae. Son más convenientes para antes de correr, porque con ellos se consigue que músculos, tendones y ligamentos vayan ganando temperatura. De este modo son más flexibles y hay menos riesgo de lesión.


Es conveniente seguir unas pautas al hacer los estiramientos para trail. Por ejemplo, antes de cualquierestiramientos para trailentrenamiento o prueba hay que dirigirse a los músculos que se usan para correr. Los estiramientos hay que empezarlos despacio, centrándonos más en la realización correcta y aumentar la velocidad conforme los ejercicios se van haciendo con más facilidad. También es importante hacer movimientos cortos en las primeras repeticiones y aumentar el rango a medida que avanzamos.


Y al concluir la carrera o el entrenamiento también hay que hacerlo progresivo. Primero hay que cerrar el ejercicio con un trote suave de unos diez minutos de duración. A continuación se realizan una serie de estiramientos estáticos. Hay que hacerlo de manera muy suave para evitar lesiones.  Y si ha sido una sesión de trail o de running especialmente dura es conveniente esperarse a después de la ducha para realizar los estiramientos. Es entonces cuando has relajado el cuerpo y no existirá tanto riesgo.


Los estiramientos para trail o para running son fundamentales para preparar los músculos, tendones y ligamentos y para ayudarles en su recuperación. Pero hay que tener cuidado. Hacerlo de manera incorrecta puede suponer muchos problemas y lesiones. Por ello hay que seguir las pautas que marquen los especialistas y tomarnos nuestro tiempo para realizarlos, sin tener que ir con prisas. Nuestro organismo nos lo agradecerá seguro y podremos seguir disfrutando de correr por la montaña más tiempo.