El esguince de tobillo en los corredores de montaña

El esguince de tobillo es una lesión casi inevitable al correr por montaña


S-LAB ULTRAEl esguince de tobillo es una lesión que, tarde o temprano, va a sufrir cualquier corredor de montaña. El terreno irregular, con continuas subidas y bajadas y con elementos que impiden pisar de manera firme, la falta de concentración, un despiste, el cansancio tras horas practicando trailrunning o un exceso de confianza acaban pasando factura y provocando esta lesión del ligamento de tobillo. Pero eso no quiere decir que no se tomen medidas para prevenirla o para hacer que sea lo más leve posible.


Un esguince de tobillo es una lesión del ligamento de tobillo por distensión, estiramiento excesivo, torsión o rasgadura. Va acompañada de hematoma, inflamación y bastante dolor que impide el movimiento en la zona. Es fundamental identificar el grado del esguince y el lugar donde se ha producido, para que el tratamiento sea el adecuado. Además, ante los primeros síntomas hay que parar y tratar de inmediato la lesión para que la recuperación no se complique y que sea un problema a largo plazo.


Si todavía no has sufrido ningún esguince de tobillo al correr por montaña debes trabajar la prevención. ¿Cómo? Por un lado completando tu entrenamiento de trailrunning con ejercicios de propiocepción. Así aumentará la fuerza del ligamento de tobillo y de los músculos de la zona. Con ello se consigue una respuesta más rápida y segura cuando se produzca una torcedura de tobillo.


Otra forma de prevenir el esguince de tobillo es usar un calzado adecuado. Las zapatillas de trailrunning deben proporcionar la amortiguación adecuada y ofrecer un buen agarre y sujeción del pie. En cualquier tienda Corremón podrás encontrar zapatillas para correr por montaña que te ofrezcan seguridad y comodidad.


También puedes proteger tus tobillos con unos calcetines compresivos, como los que tenemos en una tienda Corremón. Con ellos conseguirás una buena amortiguación de la presión y los impactos del trailrunning y además activarás la circulación sanguínea.


Otro aspecto que debes tener en cuenta es trabajar la técnica de carrera. Conseguir una buena técnica de carrera influirá en tu eficiencia a la hora de correr por montaña y ayudará a prevenir alguna lesión, como el esguince de tobillo. El objetivo tiene que ser reducir el impacto del pie contra el suelo, para suavizar ese impacto y que el tobillo no sufra. Y no hay que olvidar los calentamientos previos y los estiramientos posteriores al ejercicio.


Y si ya has padecido un esguince de tobillo es importante que protejas la zona. Las tobilleras o un vendaje compresivo estabilizan el tobillo y dan seguridad al correr por montaña. Pero ten cuidado con su utilización y sigue las indicaciones del especialista. Un uso prolongado e indiscriminado puede empeorar la capacidad de adaptación del pie y resta capacidad propioceptiva.


Cualquier precaución es poca al correr por montaña. Pero tampoco hay que agobiarse ante la posibilidad de sufrir una lesión. Eso restará atractivo al trailrunning. Solo hay que reducir las posibilidades de sufrirla o que esta se quede como una simple anécdota de la que nos recuperemos rápidamente. Hay que poner todas las medidas posibles para que no ocurra y disfrutar de correr por montaña.