7 diferencias entre correr por asfalto o por montaña

Correr por asfalto es la opción más cómoda por la facilidad y la cercanía


correr por asfaltoSi pensamos en las diferencias entre correr por asfalto y correr por montaña la primera que te viene a la mente es el paisaje. No es lo mismo correr rodeado de naturaleza que hacer running rodeado de fincas, vehículos, semáforos… Cada ambiente tiene sus características, sus puntos positivos y negativos, y eso influye en las preferencias de cada uno. Si no sabes por cuál opción decidirte, te damos las claves para que compruebes cuál se ajusta mejor a ti.


-         Comodidad. A no ser que vivas en un pueblo, correr por asfalto siempre es más fácil que correr por montaña. Lo tienes al lado de casa, puedes ir en cualquier momento. Por eso es más frecuente iniciarse en el running por ciudad y luego son muchos los que se pasan al trailrunning.


-         Terreno. El terreno de montaña es perfecto para aquellos que les gusta superar retos y dificultades. Pero también exige una mayor técnica, precaución y una mejor equipación que la ropa de running, sobre todo en el caso de las zapatillas de trailrunning. Si vienes a una tienda Corremón podemos ayudarte a elegir las mejores para ti, dependiendo del tipo de terreno. Al correr por asfalto el terreno es más seguro, pero eso no significa que no haya que extremar la precaución para evitar los elementos externos (coches, personas, …).


-         Ritmo. Al correr por asfalto vas más pendiente del tiempo que haces y de la velocidad que llevas. En la montaña eso tiene menos importancia y te centras más en la técnica, el entorno, los elementos…


-         Equipamiento. La ropa de running no es la misma que la de trailrunning. Desde las zapatillas hasta la mochila o la ropa de abrigo que necesitas. Es importante que elijas bien en ambos casos, para evitar incomodidades y lesiones. Por eso acude a una tienda Corremón. Somos especialistas y podemos asesorarte y ayudarte a elegir lo mejor para cada caso.


-         Entrenamiento. En montaña es más importante el tono muscular, debido a las variaciones de terreno y a las irregularidades. Por tanto el entrenamiento es más especializado que en el running por ciudad.


-         Concentración. Muchas personas se inician en el asfalto porque eso les permite evadirse, escuchando música por ejemplo, mientras corren. Sin embargo en montaña no puedes distraerte. Hay que agudizar los sentidos debido a la cantidad de factores externos que existen, como factores climáticos, desprendimientos u otros elementos en la ruta.


-         Hidratación y alimentación. También son diferentes porque ni la duración, ni el desgaste físico, ni el recorrido es igual. Por eso hay que tener muy presente por donde se va a correr para ajustar la alimentación y la hidratación al terreno.


Estas son las principales diferencias entre correr por asfalto y correr por montaña. Cada uno tendrá sus preferencias y siempre es importante elegir la opción en la que te sientas más a gusto. Pero hay un aspecto que debes tener en cuenta: es conveniente combinar ambas superficies para aumentar y optimizar tu rendimiento. Además alternar los terrenos por los que entrenamos reduce el impacto sobre nuestras articulaciones, con lo que disminuye el riesgo de lesiones.


Y ahora que conoces las diferencias, ¿tú qué prefieres, correr por asfalto o por montaña?