Cuáles son las ventajas del cinturón de hidratación.

08/05/2017

El cinturón de hidratación es perfecto si la carrera de trailrunning va a ser media o corta. Hidratación a mano sin necesidad de cargar con un peso extra.

El cinturón de hidratación cuenta con un diseño cómodo y eficaz.


Además de bebida, en el cinturón de hidratación puedes llevar algo de alimentación y el móvil.


No nos cansamos de insistir en la importancia de la hidratación al correr por montaña. En realidad, en cualquier prática deportiva es un aspecto al que hay que prestar mucha atención. Existen diferentes sistemas de hidratación para corredores de trail y hoy queremos centrar nuestra atención en el cinturón de hidratación.


Ahora que llega el buen tiempo, puede ser una buena alternativa a las mochilas de hidratación. Aunque estas te permiten incluir otras cosas, como el cortavientos o el chubasquero, en algunas ocasiones estos no te van a hacer falta. Por eso, la opción del cinturón de hidratación es muy atractiva. Además, es perfecto si la carrera de trailrunning va a ser media o corta. Tienes la hidratación a mano sin necesidad de cargar con un peso extra.


Este complemento de trailrunning te permite aligerar la carga que llevas al correr por montaña. Puedes llevar varios bidones de líquido y cuenta con un bolsillo en el que meter el móvil y alguna barrita energética, por ejemplo. Así estás localizado y llevas algo de alimento, además de la hidratación. Y al ir más ligero, puedes mejorar tu rendimiento.


imgLos cinturones de hidratación cuentan con un diseño cómodo y eficaz. Apenas pesan y se adaptan al cuerpo, así no suponen ninguna carga ni molestia. Además, al poder llevar varios bidones (en algunos modelos puedes llevar hasta cuatro) puedes combinar el agua y las bebidas isotónicas. Esto te ayuda a hidratarte y a recuperar los electrolitos y sales minerales que vas perdiendo al correr por montaña.Y además es un sistema de hidratación bastante económico.


Si bien es cierto que en las carreras los puestos de abastecimiento están ubicados estratégicamente, es preferible que no te confies y lleves incorporada tu hidratación. Puedes hacer mal el avituallamiento, necesitar hidratarte antes de llegar… Y siempre puedes complementar lo que lleves en el cinturón con lo que te ofrezca la organización.


Si llevar un cinturón de hidratación es beneficioso en la competición, lo es aún más en los entrenamientos. Y más si esos entrenamientos los haces por ciudad. Al fin y al cabo, no se suele cargar con la mochila para entrenar. El cinturón de hidratación es un compañero perfecto para esos momentos.


Eso sí, ten en cuenta que mochila y cinturón de hidratación no son excluyentes. Dependiendo del tipo de carrera de trail podrás elegir entre uno u otro. Ten en cuenta que hay carreras que la organización te exige que lleves ciertas cosas: una cantidad particular de almacenaje mínimo de agua, alimentos u otras cosas. Ahí será más conveniente la mochila. Igual que en recorridos largos o en ultra trail.


También es importante que pruebes el cinturón de hidratación en el entrenamiento. Como el resto del equipamiento de trailrunning, probarlo en la carrera es un error. Si no te sientes cómodo o supone una carga, puede estropear tu rendimiento y despistarte del recorrido. Algo que puede ser peligroso al correr por montaña. Por eso es mejor probar el sistema de hidratación que hayas elegido antes, para comprobar con cuál te sientes más cómodo y cuál es más efectivo para ti.