¿Por qué elegir bidones de plástico para correr por montaña?

25/04/2017

Los bidones de plástico son una opción perfecta para correr por montaña. Existen diferentes modelos dependiendo de las necesidades.

Los bidones de plástico te permiten llevar diferentes bebidas para tu carrera de trail.


Una de las ventajas de los bidones de plástico es que puedes controlar el consumo gracias a la escala graduada que llevan.


Los bidones de plástico pueden ser una opción perfecta para correr por montaña. Hay diferentes modelos entre los que elegir (rígidos, semirrígidos y blandos o Soft Flask), dependiendo de las necesidades y los gustos de cada uno.


Colocados en un cinturón de trail o en la mochila una de las ventajas de los bidones de plástico es que puedes llevar varios durante un trailruning. Unos con bebidas isotónicas y otros con agua. Así podrás mantener la hidratación y reponer las pérdidas de electrolitos. Además estos bidones de trail suelen llevar una escala graduada para hacer mezclas o controlar el consumo.


imgOtra de las ventajas de los bidones de plástico es que pueden ayudarte a planificar mejor tus salidas de trail. A la hora de correr por montaña es importante conocer nuestras necesidades calóricas e hídricas. Así antes de salir podemos preparar nuestra equipación. Los bidones para trailrunning te ayudan a llevar la cantidad necesaria de líquido para mantener constante tu hidratación.


Además, para llevar los bidones de plástico al correr por montañaexisten con diversas opciones. Todas ellas cómodas, para que no existan molestias que puedan distraerte durante el trail. Puedes llevarlos en la mochila o usar riñoneras o cinturones. También están los palm-holder, una forma más versátil para llevar la hidratación. Con los palm-holder, los bidones de plástico se colocan por encima de la mano y así no tienes que buscarlos. Esto supone un menor gasto de energía y una mejor hidratación.


Con tus bidones de plástico debes tener en cuenta dos aspectos fundamentales: su cuidado y mantenimiento y el material. Por lo que respecta al cuidado, recuerda lavarlos bien después de cada carrera. No solo cuando los hayas llenado de bebida isotónica, también cuando solo contengan agua. Así evitas que los hongos y bacterias proliferen. Además es importante que los vayas renovando cada cuatro o seis meses.


imgRespecto al material, dependiendo del tipo de plástico con el que se haya fabricado puede liberar sustancias poco saludables. Es importante que no estén fabricados con Bisfenol A (BPA). Aunque en 2015 la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) conclyó que la exposición al BPA no supone un riesgo para la salud de los consumidores, hay diversos estudios que señalan una relación entre el BPA y la obesidad y diabetes. Además está considerado un disruptor endocrino, que puede alterar el equilibrio hormonal e interferir en procesos fisiológicos que están controlados por hormonas.


En la actualidad existen algunos bidones de plástico biodegradables. Fabricados con materias primas orgánicas, provenientes de fuentes renovables, al final de su vida útil se elimina como residuo orgánico. Así se descompone y sirve de abono orgánico a las plantas.


Elijas lo que elijas, bidones de plástico rígidos, semirrígidos Soft Flask o biodegradables, u otro sistema de hidratación, como las mochilas, recuerda que hay que mantener de manera constante la hidratación. Al correr por montaña estamos pendientes de múltiples factores y no podemos olvidarnos de beber para recuperar el líquido que eliminamos. Así nuestro rendimiento no decaerá.